Pies Quietos

Pies Quietos

agosto 19, 2018 0 Por José Luis Lorente

Para este juego, uno de los participantes era quien mandaba y, a su voz, la persona nombrada debía coger la pelota mientras el resto sale corriendo para alejarse lo más que pudieran.

Una vez que el jugador nombrado tiene la pelota en las manos gritaba: “¡pies quietos!” y los que habían salido corriendo se paraba, luego, quien paga da tres pasos grandes para acercarse lo más que pudiese a cualquiera de las personas que se habían quedado paradas.

El objetivo es tratar golpearlas con la pelota y que ésta cayese al suelo, si se consigue esto la falta es para la persona golpeada, en caso contrario, la falta es para quien había lanzado.

Una vez que el jugador tenga tres faltas (herida, grave y muerta) es eliminada.