la urda

La Urda

Para jugar a la urda primero se sortea quien deberá pagarla. Éste delimitará la urda con líneas que harán de escaleras, un portal u otros elementos.

Una vez dentro con las manos unidas grita “¡urda!” y el resto de los jugadores responden “¡la burra!”.

El jugador que la paga sale entonces con las manos unidas a tocar a otro jugador cuando lo consigan, los dos volverán corriendo a la urda evitando que el resto de los jugadores les toquen o golpeen con la mano abierta.

Si los perseguidores logran llegar a la urda, se cogen de la mano haciendo una cadena, y salen a coger a otro compañero; cuando salen gritan “¡urda!”y el resto responde “¡la burra!”

Por ello, los perseguidores deben estar atentos a que los demás jugadores no rompan la cadena mediante un golpe con la mano pues si lo logran tendrán que volver corriendo a la urda evitando que les toquen la espalda; de tocar otra parte del cuerpo pasarán a ser parte de la cadena y éstos pueden volver a la urda para reorganizarse siempre que puedan o quieran; sólo pueden tocar a los jugadores aquellos que formen parte de los extremos de la cadena y hasta que los cojan a todos, se concluirá el juego.

Quien sea el último en encontrar será el ganador.

Una versión más simple de este juego es La Cadeneta donde se van uniendo a una cadena todos aquellos que sean capturados, y, en grupo, van pillando al resto hasta que todos formen una cadena.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *